« Home | 'THE CUBAN GOVERNMENT HAS TORTURED ME DURING EIGHT... » | La seguridad del estado cubano encarcela a un jove... » | Aznar, Walesa y Havel advierten que los cambios e... » | IFJ Condemns Assault, Detention of Cameraman in Z... » | Carta de Oswaldo Payá Sardiñas dirigida a Kofi An... » | Ribeiro e Castro apoia reféns das FARC No decurs... » | Atentado bombista faz sete mortos na Turquia Sete... » | Atentado na embaixada dos EUA em Damasco A embai... » | Carteles Frente a la Casa de Payá: La Propaganda ... » | Las Damas de Blanco Marchan en Abierto Desafío al... »

'LA CRUELDAD CONTRA LOS PRIONEROS POLITICOS QUE LA CUMBRE NO QUIZO VER'

Oswaldo José Payá Sardiñas
Movimiento Cristiano Liberación
La Habana, 18 de Septiembre de 2006




Pudiéramos hacer, sobre la base de los hechos, de muchos hechos, una descripción detallada de la vida infernal a la que son sometidos los prisioneros cubanos, tanto los políticos como los comunes y también de la situación de violación permanente de los derechos ciudadanos de que son víctimas todos los cubanos. Pero esta vez, por la urgencia debido al grave peligro que corre uno de estos prisioneros políticos, narramos la crueldad ordinaria sobre un hombre extraordinario y con esto permitimos que se vea un rostro humano que es signo del sufrimiento permanente de muchos prisioneros cubanos.

Luís Enrique Ferrer García, líder del Movimiento Cristiano Liberación y del Proyecto Varela en la Provincia de la Tunas, fue condenado a 28 años de prisión en abril del 2003 por su labor cívica y pacífica al frente del Proyecto Varela. Su madre, su hermana, su esposa y su pequeña niña Maria Libertad, de tres años de edad, tienen muchas dificultades para asistir a las visitas cada dos meses, porque la Seguridad del Estado ha amenazado a todos los chóferes que alquilan sus autos, para que no las transporten. Esto es sólo una muestra del acoso y las restricciones que estas mujeres desamparadas sufren a manos de todo un aparato represivo poderosísimo. Recordemos que su hermano José Daniel Ferrer, está condenado a 25 años de prisión por las mismas causas y confinado en otra prisión muy distante.

Al llegar a la prisión para la visita, estas mujeres fueron requisadas y objetos de burlas y humillaciones por parte de los guardias, que después le situaron una policía junto a ellas durante toda la visita. En la prisión de Mar Verde, donde cumple sentencia Luis Enrique, está recluido un prisionero común cubano muy peligroso, que fue repatriado desde los Estados Unidos, conocido como "machete" y que goza de grandes facilidades de movilidad dentro de la prisión, prebendas y también de autoridad otorgada por los jefes del penal. Este prisionero es usado por las autoridades para acosar y provocar constantemente a Luis Enrique y se hace acompañar por otros prisioneros comunes que portan objetos punzantes. Algunos prisioneros comunes han informado que los guardias y la Seguridad del Estado les han ofrecido prebendas y beneficios para que acosen y provoquen a Luis Enrique, pero la mayoría se ha negado.

Desde hace varias semanas en la prisión no hay agua corriente y este prisionero "machete" vende el agua dentro de la prisión. Los prisioneros sólo reciben una vez al día, una mínima ración de agua para tomar, con sabor a oxido. Esa agua está almacenada en un tanque sucio. La alimentación es propia de campos de concentración y en ocasiones les sirven pescado podrido que los reclusos rechazan. Los prisioneros tienen que defecar en bolsas de nylon que tienen que cambiar por cigarros y después de usarlas lanzarlas al propio sótano del edificio, por lo que las ratas y el olor a excremento es insoportable las veinticuatro horas del día.

Debido a esta situación desesperante, el día 14 de este mes un recluso trató de suicidarse, pero sus compañeros lo impidieron. Al día siguiente otro recluso también intentó suicidarse y los guardias le aplicaron la tortura de confinarlo a una celda de castigo esposándolo en la parte superior de la reja, de manera que permaneciera de pie y en posición que le causaba un dolor horrible en todo el cuerpo. A los gritos de éste y de otros prisioneros, durante muchas horas, los guardias respondieron esposándolo en la parte inferior de la reja de la celda, por lo que entonces quedaba obligado a estar agachado cerca del piso todo el tiempo. El castigo es para los que quieren vivir y hasta para los que quieren morir.

Los hechos por si mismo reflejan la crueldad y el sadismo sistemático con que son tratados los prisioneros. Luís Enrique Ferrer se encuentra bajo grave amenaza y en peligro inminente de ser aniquilado por el sujeto mencionado o por otros prisioneros incitados por los guardias. Las autoridades del penal Mar Verde y la Seguridad del Estado son responsables de este trato cruel y estos ultrajes pero también junto al Gobierno de Cuba, son responsables de la integridad física y la vida de Luis Enrique Ferrer García.

Estos tratos no necesitan calificación y si la tienen, es la calificación de tratos crueles y degradantes y también de tortura. Esto es lo que evitó escuchar el Honorable Señor Kofi Annan, Secretario General de la ONU, cuando en su reciente visita a Cuba, no quiso reunirse con nosotros, los representantes de las organizaciones que defienden los Derechos Humanos, ni con los familiares de los prisioneros políticos.

¿Estos son los derechos que proclamaron todos los representantes de los estados que asistieron a nuestro país a la Cumbre del llamado Movimiento No Alineados? Ciertamente demostraron estar desalineados de la verdad, la libertad y la justicia y muy bien alineados para hacer un pacto que justifique, para no pocos de los países miembros de ese Movimiento, esa facultad de aplastar a sus propios pueblos y de comprimir cruelmente a los que levantan la voz para defender los Derechos Humanos. ¿Es a eso a lo que los Países No Alineados llaman derecho de Autodeterminación y Soberanía de los países? Al parecer para estos gobiernos las personas no cuentan, sino solo los que tienen el poder y son gobiernos. Nos preguntamos si en medio de tantos discursos de los asistentes a la Cumbre, en los que proclamaron valores y nobles objetivos, al justificar y silenciar esas crueles realidades que sufren muchos de los habitantes de sus propios pueblos, realizaron, aquí en la Habana, un escandaloso Pacto de Silenciamiento y Justificación de la Opresión y Contra los Derechos Humanos de los Pueblos Dominados por Tiranías.


Para más información o para obtener una copia del comunicado, favor de contactar a: Francisco De Armas, Representante Internacional al (305) 285-7970 o fdamcl@cs.com